“Los trabajadores de Salud estamos en la primer fila de riesgo y nos pagan dos pesos”

“Hoy más que nunca, el Gobierno Provincial debe comprender que el sistema de salud es fundamental para Tierra del Fuego, y que el reclamo salarial que llevamos adelante desde el sector no es un capricho”

“sino la lucha por algo que merecemos, necesitamos un sueldo digno, hoy ponemos en riesgo nuestra vida en el medio de una pandemia mundial para salvar a la gente y satisfacer sus necesidades”, afirmó el delegado de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), Cristian Flores.

Luego de que la ministra de Salud de la Provincia, Judith Di Giglio, declarase que no entendía cuál era el reclamo que llevaban adelante desde la sanidad fueguina, Flores salió al cruce y lapidó: “La titular de Salud debería leer un poquito más para enterarse de las necesidades reales de los trabajadores del sector, si ella y su equipo trabajasen hoy en el Hospital Ernesto Campos, o en cualquier otro de la Isla, entenderían las condiciones insalubres en las que estamos prestando tareas, sin un salario digno que no alcanza en este contexto inflacionario”.

En este sentido, el trabajador del servicio de Guardia criticó: “Cuando un ministro desconoce, o se hace el desentendido acerca de las peticiones que se le hacen constantemente, lo único que hace es avivar la llama para que crezca el fuego. Los trabajadores de salud, en medio de esta cuarentena, estmos muy enojados y esperamos que termine este momento para terminar de resolver nuestro conflicto y poder decirle a la funcionaria que el servicio que prestamos es esencial para la comunidad, que el Gobierno tiene que garantizar la seguridad de su capital humano, y que nosotros, expuestos a un riesgo inminente necesitamos un salario y un aumento digno, tal como lo recibieron los funcionarios”.

Los trabajadores de la sanidad habían hecho un paro total de actividades respaldados por ATSA que tuvo un 90% de acatamiento en reclamo de materia salarial, pero un día después comenzó la coronacrisis y “así fue que desde el Ejecutivo Provincial no nos volvieron a llamar para destrabar la situación, pero si nos pidieron que no hicieramos asambleas ni continúaramos con las medidas por la prohibición de acumulamiento de gente. Más allá del problema actual con el virus, seguimos reclamando”.

“Nos pusimos la camiseta para pelear por la población contra el coronavirus por dos pesos, exponiéndonos y a nuestras familias. El año pasado se descongeló el salario para los funcionarios, cuando ellos no hacen funcionar el sistema de salud, lo hacemos nosotros los trabajadores”, vociferó Flores.

Al respecto del protocolo, que va cambiando a medida que avanza la enfermedad, “debería haberse puesto en acción de forma total desde el primer día para que nadie se infecte, debería preocuparse menos por las publicaciones que circulan por las redes y comenzar a trabajar en necesidades reales, como las condiciones del equipo que labura en la guardia, que estamos en la primera fila de riesgo atendiendo a pacientes infectados sin el equipo necesario”, consideró el representante de ATSA y replicó: “Por más de que hoy viniera Gustavo Melella a querer echarme, no tiene fundamentos. Que me cierre la boca protegiendo a su personal, que da la cara ante los pacientes”.

Por último, Cristian Flores sostuvo que “Melella piensa que sigue liderando un municipio. Que se saque el chip, ya no es el jefe de la intendencia, ahora se tiene que hacer cargo de toda la Isla, es el titular del Ejecutivo Provincial”.

Comentarios

Comentar artículo